divendres, 1 de març de 2013

¿CÓMO NACIÓ 20 RELATOS DEL FIN DEL MUNDO?

¿Cómo nació 20 Relatos del Fin del Mundo?

Últimamente hablamos mucho sobre 20 Relatos del Fin del Mundo / 20 Relats de la Fi del Món, el nuevo libro de la editorial Otros Mundos, pero os preguntaréis, ¿cómo nació la idea?
En el mes de septiembre, aún con el abrasador y pegajoso calor de Barcelona (quizá uno de los motivos por los que pensamos en el Fin del Mundo), quedé con un buen amigo (y uno de los autores de la antología). En un principio íbamos a comer a un japonés y hablar cómo había ido el verano y en qué andábamos metidos, cuando, al comentar el nacimiento de Otros Mundos surgió una lucecita en nuestras cabezas: ¿y si planeábamos una antología de relatos con autores amigos para ayudar a arrancar a la editorial? 
Hablamos sobre ello durante toda la comida. Tan emocionados estábamos que ni nos dábamos cuenta de lo que nos traía el camarero (o de que Messi nos pasó al lado después de comer en un salón privado). Pero entonces llegó otro interrogante: El Tema. 
En ese momento todo el mundo hablaba del fin del mundo Maya, pero sinceramente, ninguno de los dos creíamos que fuera a terminarse el mundo, así que una antología sobre el fin del mundo no nos parecía gran cosa. Pero entonces sonreí y dije: Bueno, eso depende, si vemos el fin del mundo como un nuevo principio, la cosa cambia mucho.
Pagamos la cuenta y salimos del establecimiento. Y como suele ser normal en mi querido amigo, tenía una sorpresa preparada. Me llevó a toda prisa (pues yo entraba a trabajar en media hora) a tomar un café exprés con un antiguo editor y galerista. 
Después de presentarnos y admirar las obras de artistas como Warhol que decoraban la entrada, nuestro anfitrión nos hizo pasar al salón del loft que se había montado en la planta baja de la casa. Allí, frente a la mesa donde dejó las tazas de café instantáneo, estaba el cuadro. Me quedé plantada sin saber qué decir y mi amigo preguntó: ¿Qué te pasa?
Miré el cuadro, miré a los dos pares de ojos que me observaban en plan “a esta tía se le ha frito el cerebro por el calor” y dije: ¡Es la portada perfecta! ¡¡El Pavocalipsis!!
Bien, así nació la idea. Por supuesto, después de aquel día hemos trabajado muy duro para que este libro sea posible y, desde Otros Mundos, deseamos que lo disfrutéis a tope. 

Isabel del Río

Últimamente hablamos mucho sobre 20 Relatos del Fin del Mundo / 20 Relats de la Fi del Món, el nuevo libro de la editorial Otros Mundos, pero os preguntaréis, ¿cómo nació la idea?

En el mes de septiembre, aún con el abrasador y pegajoso calor de Barcelona (quizá uno de los motivos por los que pensamos en el Fin del Mundo), quedé con un buen amigo (y uno de los autores de la antología). En un principio íbamos a comer a un japonés y hablar cómo había ido el verano y en qué andábamos metidos, cuando, al comentar el nacimiento de Otros Mundos surgió una lucecita en nuestras cabezas: ¿y si planeábamos una antología de relatos con autores amigos para ayudar a arrancar a la editorial?
 
Hablamos sobre ello durante toda la comida. Tan emocionados estábamos que ni nos dábamos cuenta de lo que nos traía el camarero (o de que Messi nos pasó al lado después de comer en un salón privado). Pero entonces llegó otro interrogante: El Tema.
 
En ese momento todo el mundo hablaba del fin del mundo Maya, pero sinceramente, ninguno de los dos creíamos que fuera a terminarse el mundo, así que una antología sobre el fin del mundo no nos parecía gran cosa. Pero entonces sonreí y dije: Bueno, eso depende, si vemos el fin del mundo como un nuevo principio, la cosa cambia mucho.
 
Pagamos la cuenta y salimos del establecimiento. Y como suele ser normal en mi querido amigo, tenía una sorpresa preparada. Me llevó a toda prisa (pues yo entraba a trabajar en media hora) a tomar un café exprés con un antiguo editor y galerista.
 
Después de presentarnos y admirar las obras de artistas como Warhol que decoraban la entrada, nuestro anfitrión nos hizo pasar al salón del loft que se había montado en la planta baja de la casa. Allí, frente a la mesa donde dejó las tazas de café instantáneo, estaba el cuadro. Me quedé plantada sin saber qué decir y mi amigo preguntó: ¿Qué te pasa?
 
Miré el cuadro, miré a los dos pares de ojos que me observaban en plan “a esta tía se le ha frito el cerebro por el calor” y dije: ¡Es la portada perfecta! ¡¡El Pavocalipsis!!
 
Bien, así nació la idea. Por supuesto, después de aquel día hemos trabajado muy duro para que este libro sea posible y, desde Otros Mundos, deseamos que lo disfrutéis a tope.

Isabel del Río

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada